Preguntas frecuentes de biomagnetismo:

En el siguiente listado tienes las preguntas más habituales, si no encuentras la tuya, cubre el formulario que está al final de la página y la añadiremos al listado.

Vive el tiempo presente.

El Biomagnetismo es una técnica para mejorar tu salud y la de tu gente querida. Te lo explico mejor en este video:

Pulsa aquí para ver el video.

El Biomagnetismo es la disciplina general que utiliza imanes para tratar y diagnosticar enfermedades.

El Par Biomagnético es una técnica complementaria no invasiva descubierta por el científico mexicano el Dr. Isaac Goiz Durán en el año 1988.

Es una técnica específica dentro del biomagnetismo, que utiliza combinaciones de imanes que se colocan en diferentes áreas del cuerpo.

Es un sistema seguro y limpio y, lo que es más importante, es capaz de detectar y corregir una condición anormal incluso antes de que aparezcan los síntomas. Por lo tanto, es una terapia preventiva y una terapia de sanación.

El “rastreo” en la técnica del Par Biomagnético es un proceso utilizado para identificar los puntos específicos del cuerpo donde colocar imanes para reequilibrar el pH del organismo.

El cambio en la polaridad de los imanes en diferentes hemisferios terrestres se relaciona con la forma en que el campo magnético de la Tierra interactúa con una brújula, más que con un cambio en los imanes mismos.

La Tierra actúa como un gran imán debido al movimiento del hierro líquido y otros metales conductores en su núcleo externo, generando su propio campo magnético. Este campo magnético tiene dos polos principales: el polo norte magnético y el polo sur magnético, que son aproximadamente cercanos a los polos geográficos, pero no coinciden exactamente.

En una brújula, la aguja está magnetizada de tal forma que una punta apunta al norte magnético y la otra al sur magnético. En el hemisferio norte, la parte de la aguja que apunta al norte magnético está etiquetada como “norte”, mientras que en el hemisferio sur, la parte que apunta al sur magnético se etiqueta como “sur”. Esto puede dar la impresión de que la polaridad de los imanes cambia, pero en realidad es la orientación de la aguja de la brújula en respuesta al campo magnético de la Tierra la que varía según la ubicación geográfica.

Además, es importante notar que el campo magnético terrestre cambia con el tiempo y ocasionalmente se invierten los polos magnéticos (aunque esto sucede en escalas de tiempo geológicas muy largas), pero esta inversión es uniforme en todo el planeta y no depende del hemisferio.

Algunos autores lo justifican porque el movimiento del agua es distinto, en el hemisferio Norte gira en sentido horario y en el Sur en sentido antihorario.

Goiz dice que, si estamos en el ecuador deben ser sobre 3 minutos y en España unos 13 minutos.

Aunque este tiempo puede variar según la respuesta del paciente y el criterio del terapeuta. Ante la duda testamos.

 

Es una forma de tratamiento que involucra la transmisión de energía a distancia, es decir, sin necesidad de contacto físico directo con el paciente.

Necesitamos un sustituto. Puede ser el propio terapeuta, otra persona, un muñeco o una imagen.

Sí, porque estamos empezando y tal vez nos podemos sentir inseguros.

Si nos salen muchos, podemos preguntar cuáles son los pares prioritarios a impactar en el tratamiento de hoy.

Se aconseja concretar mucho las preguntas en un testaje.

Mejor es que estemos centrados a lo que estamos realizando, pero no pasa nada si estamos haciendo otra cosa a la vez.

Si colocamos dos imanes con polaridades opuestas (uno con el polo norte y otro con el polo sur) enfrentados, es complicada su sujeción, entonces poner sobre ellos algo metálico nos puede ayudar. De todas formas, en el video donde te enseño los imanes, los tipos y sus usos, puedes ver cómo soluciono este tema.